miércoles, 5 de febrero de 2014

Saber dar las gracias

Al ser agradecidos es algo que deberíamos intentar poner en practica a diario. Hay muchas personas con las cuales o por las cuales podríamos estar agradecidas, como personas que se cruzan por nuestra vida, personas a las que hemos olvidado y otras que se han olvidado de nosotras, pero pese a ello, de una forma fugaz, formaron parte de nuestra vida, y nos han dejado algo para recordar, como un gesto, una palabra o una sonrisa.

Algunas cosas por las que deberíamos estar agradecidas cada día.

· La familia

· El trabajo

· El alimento

· El techo

· Los amigos

· La naturaleza


Son cosas por las que constantemente damos gracias a dios que tenemos, pero hay muchas personas que egoístamente no dan mérito a quien corresponde dar, concediéndoselo a su propio talento, habilidades, o capacidades, olvidando que detrás de un triunfo hay personas que han jugado un papel importante en su desarrollo, como los padres, para dar ejemplo.

Decir gracias no nos quita ni siquiera un segundo, aun así y a pesar de ser algo tan difícil de dar, muchas veces nos dejamos absorber por las preocupaciones del día a día, se nos olvida que detrás de un mostrador, o de un escritorio, hay una o varias personas dedicando su tiempo, tratando siempre de dar un buen servicio al público; se nos olvida que nos inundamos de basura porque hay alguien que se encarga de llevarla donde corresponde.

Muchas veces somos agradecidas pero no lo demostramos, porque damos por sentado que lo saben, o damos un agradecimiento superficial, sin detenernos un segundo para acompañar ese gracias con una sonrisa, sabiendo que la palabra "gracias" es muy sencillo de pronunciar y acompañada de una sonrisa, alegra el alma de todo humano, después de todo el corazón siendo tan grande le basta muy poco para satisfacerse de lo hermoso.


Comentario:
Me parece muy buena historia. Nos enseña a dar las gracias a todo el mundo y a dárselas con una sonrisa en la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada